Kai Outlandish

Capítulo 4: W.I.S.E

Hace mucho tiempo…

 

En el período Heian de Japón, nacieron dos chicos bendecidos por los dioses.

 

Ellos fueron los primeros en tener la habilidad para ver y tocar a los espectros.

 

Sus nombres eran Abe No Seimei y Ashiya Douma.

 

Al haber nacido en el mismo pueblo de la capital Heian-Kyo, fueron rivales eternos que competían por cualquier cosa, así fuera insignificante.

 

Desde pequeños habían comprendido lo especiales que eran y por este motivo ayudaban a todo aquel que tuviera problemas con  espíritus, Onis o cualquier cosa sobrenatural.

 

Pero no sólo poseían una habilidad, Abe No Seimei podía controlar la naturaleza y Ashiya Douma la luz, oscuridad y el flujo del destino.

 

A pesar de ser supremamente poderosos, nunca usaron este poder para el mal, ya que creían que si lo hacían, sus habilidades serían removidas por los dioses.

 

Las personas, al ver sus habilidades especiales, los empezaron a llamar los “Exorcistas Celestiales”, considerados así los herederos de la voluntad de Izanami e Izanagi.

 

En su interior residía una energía especial a la que los dos  llamaron “Energía mística”, simplemente porque sonaba genial; esta era la que les permitía ver y tocar espíritus. También estaba ligada con el control de sus habilidades únicas.

 

Al crecer, fueron llamados por el emperador de esa época. Este les ordenó que no dejaran morir su sangre tan especial, así que tendrían que procrear con distintas mujeres de la nobleza.

 

No tuvieron más opción que aceptar. No fue una mala idea, ya que al final terminaron enamorados de sus respectivas esposas.

 

El tiempo pasó y ellos, al entrar en una edad mayor, decidieron dividir sus familias en ramas que se distinguirían por medio de los cambios que se le harían a sus apellidos. De esta forma no destacarían mucho, siendo posible para sus descendientes tener una vida normal, sin que dejaran de apoyar a la humanidad, cuando tuvieran problemas de naturaleza mística o sobrenatural.

 

La forma que eligieron para separar a las familias y sus integrantes fue basada en las fuerzas que pudieran manejar, ya que al ser descendientes no pudieron manejar las mismas fuerzas que Seimei y Douma.

 

Se dividieron y cambiaron sus respectivos apellidos a unos asociados con su habilidad elemental:

 

Agua — Mizu No Kami/Abreviación: Mizugami.

 

Viento — Kaze No Kami/Abreviación: Kazegami.

 

Fuego — HinoKami/Abreviación: Se cambia la K por una G quedando Hinogami.

 

Tierra — Chikyū No Kami/Abreviación: Chikyūgami.

 

 

De las ramas principales, derivaron pequeñas familias con habilidades especiales y muy distintas a las principales, una de ellas es la familia “Tsuki No Kami” derivada de la rama de tierra, cuya abreviación es “Tsukigami”: la familia de Kai, los cuales tienen una extraña relación con la diosa Artemisa de la mitología griega. Se sabe muy poco de ellos porque perdieron todo contacto con las ramas principales y no se volvieron a mostrar.

 

—Y tú eres uno de esos, pequeño idiota —dijo el demonio terminando de contar la historia.

«¿Por qué no me contaron nada de eso mis padres?», Pensó Kai con una notoria cara de preocupación.

—Ahora que sabes quién eres, ¿qué piensas hacer? —El demonio tenía una cara arrogante, dispuesto a  dar en cualquier momento el golpe de gracia.

—Pues… puedo ir en serio.

 

La cara del demonio cambió a una de intriga.

 

—¿Tienes algún As bajo la manga? —dijo el demonio con tono de burla.

—Exactamente.

 

Kai empezó a decir unas cosas en inglés y el demonio reconoció lo que estaba diciendo y se puso pálido.

 

I’ll give up my soul in a blast, come out now. ¡Soul Breaker!

 

Este era el conjuro de emergencia, transferido de generación en generación por los Exorcistas Celestiales.

 

La base del conjuro era canalizar tu alma en un arma que sepas manejar, pero no un arma ordinaria.

 

Un arma legendaria de cualquier cultura del mundo.

 

Como Kai sólo sabía manejar la espada de Kendo de Katou, pensó en una espada, cualquiera sería de ayuda.

 

Espadas como Excalibur, Kusanagi, Durandarte, Caladbolg, Gram, etc.

 

La que se terminó de materializar en la mano derecha de Kai fue la espada perteneciente a la mitología Escandinava, Gram, su portador original era el Héroe Sigurd, con la cual mató al dragón Fafner.

 

La espada en cuestión, era negra con la empuñadura roja, tenía un fuego rojizo en la punta y tenía escrito algo en Escandinavo.

 

Los ojos del chico cambiaron de color reflejando el rojo del fuego de la punta de Gram.

 

Obviamente no era la espada real, pero era una réplica casi idéntica.

 

Aunque esto le estaba consumiendo poco a poco su vitalidad, ahora podía luchar contra el demonio.

 

Pero este era un ser rastrero y salió rápidamente del salón de clases, se dirigió al salón de al lado y…

 

Asesinó a los más de 20 alumnos que había.

 

Esto lo hacía únicamente para romper emocionalmente a Kai, pero él, a pesar de ver todos los cuerpos, siguió corriendo con intenciones de acabarlo.

 

«Maldita sea, no se está doblegando al ver los muertos, ¿acaso también se copia la personalidad del portador de la espada? Eso explicaría porque se volvió tan fuerte mentalmente», pensó el demonio mientras huía.

 

La persecución se llevaba a cabo en los pasillos.

 

—¡Ven aquí maldito asesino cobarde! —gritaba Kai mientras su velocidad aumentaba y se acercaba cada vez más y más al demonio.

 

En la persecución, cualquier desafortunado estudiante que se cruzara con el demonio era asesinado, la sangre salpicaba en la cara de Kai, pero no se detenía por nada del mundo.

 

Al otro lado de la preparatoria, se encontraban Miwa y Katou.

 

Ella presionó el botón de evacuación y las alarmas empezaron a sonar.

 

Los estudiantes, al salir de sus salones, vieron la masacre del salón y entraron en pánico. Estaban alterados, corriendo por todos lados buscando una salida, algunos con suerte alcanzaron a huir, otros fueron asesinados por el demonio al no poder ser detenido por Kai.

 

Usando más voluntad y  más fuerza prestada de la espada Gram, el chico pudo aumentar su velocidad. Con su mano derecha empuñando la espada, le alcanzó a dar un corte en la espalda a ese cobarde y horroroso ser.

 

El demonio frenó en seco y salió volando por el impacto.

 

Sangrando en el suelo, mencionó:

 

—Así que ese es el poder de un Soul Breaker.

—Ríndete —exigió Kai con una voz muy seria.

 

Esa cosa no se iba a rendir tan fácil.

 

Se levantó y saltó por la ventana del pasillo.

 

Kai lo siguió, saltando también, ahora se encontraban en el patio de la preparatoria.

 

Por desgracia, Miwa se encontraba cerca de ese lugar…

 

El demonio la vio y recordaba que ella estaba en el mismo salón que Kai.

 

Al notar las intenciones de esa cosa, el chico corrió lo más rápido que pudo y logró cortarle el brazo izquierdo, pero el demonio alcanzó a agarrar a Miwa con su brazo restante.

 

Katou vio como si un relámpago se hubiera llevado a Miwa.

 

No pudo reaccionar, no pudo hacer nada para ayudarla.

 

Sosteniéndola del cuello, el demonio le sugirió a Kai que se rindiera.

 

—Si me quieres matar, tendrás que acabar con ella también ¿Serás capaz de hacerlo?

—¡Maldito tramposo! —gritó Katou a la distancia mientras lloraba de impotencia.

—Sé lo que tengo que hacer… —dijo Kai con una triste voz—. Pero… No quiero hacerlo, ¡te amo Miwa!

 

La chica, con las pocas fuerzas que le quedaban, aun siendo estrangulada por el demonio, le dijo:

 

—¡Hazlo de una vez!

 

El chico finalmente se había roto, no tenía más alternativas  que acabar con Miwa para darle fin a esta pesadilla.

 

—Adiós, Miwa, perdóname por ser tan débil…

—¡Kai! ¿¡Qué vas a hacer!? ¡Detente! —Katou estaba totalmente desesperado.

 

El chico uso toda la fuerza restante en sus piernas, dio un paso adelante y salió disparado para acabar con eso.

 

La espada Gram atravesó el cuerpo de Miwa y del demonio.

 

La puñalada fue en el pulmón derecho de Miwa, atravesando el pecho del demonio detrás de ella.

 

—Ahora quien es el monstruo, ¿eh? 

 

Mencionó el demonio, como últimas palabras mientras se desangraba, antes de abandonar el moribundo cuerpo del profesor y desintegrarse para siempre.

 

Al desaparecer, el cuerpo del profesor y el de Miwa cayeron al piso.

 

—¡Miwa! —gritó Kai mientras corría para intentar hacer algo para salvarla.

 

Pero era imposible… una herida mortal como esa es imposible de curar.

 

El chico se arrodilló al lado del cuerpo de su novia. Antes de fallecer, ella posó su mano en la cara de Kai.

 

—Lo hiciste, Kai, en verdad eres un héroe…

—¡¡¡No te vayas, Miwa!!! Por favor… perdóname…

 

La chica inevitablemente falleció.

 

Su mano cayó al piso y su corazón dejó de latir.

 

Las lágrimas empezaron a caer del rostro de Kai mientras gritaba y se culpaba por ser tan débil.

 

El conjuro se terminó, la espada Gram se desmaterializó y el alma de Kai volvió a su cuerpo.

 

Este incidente duró aproximadamente 40 minutos, pero para ellos fue un infierno interminable.

 

Las condiciones de uso del conjuro Soul Breaker eran que, por cada minuto de uso se perdería 1 mes de vida.

 

Kai acaba de perder 3 años y 4 meses de vida, y a parte a su novia y persona más amada.

 

Pasados unos minutos, la policía llegó a la escena. Sólo los de estómago fuerte pudieron pasar a las instalaciones, la preparatoria parecía una carnicería llena de sangre dispersa por todas las paredes y un montón de cuerpos tirados por doquier.

 

Vieron a un chico con mirada muerta junto al cuerpo de una chica cerca de él y le preguntaron qué había pasado.

 

Él les contó a detalle y seguramente no le iban a creer, pero la policía ya estaba informada sobre casos sobrenaturales, así que llamaron a un experto en el campo.

 

Llevaron a los sobrevivientes al médico, a excepción de Kai y su amigo Katou, ellos esperaron la llegada de ese experto.

 

Tardó unos 20 minutos, pero llegó…

 

Un hombre alto de unos 24 años, de cabello rojo y ojos azules. Su nombre era Chris Hinogami.

 

Al preguntar el nombre completo de Kai se llevó la gran sorpresa de que era un Gami así que le sugirió lo siguiente:

 

—Quieres ser fuerte, ¿verdad? Ven conmigo y te daré lo que quieres para que ya no vuelvas a perder a nadie más.

 

Kai lo miró con esperanza y aceptó ir.

 

—Yo también me haré más fuerte, Kai —dijo Katou mientras lloraba.

 

Los dos se despidieron con un abrazo, jurando volver a verse cuando ya fueran capaces de acabar con un demonio de un golpe.

 

Este incidente fue tapado en los medios de comunicación como un asesino que se infiltró en la preparatoria, y nunca se mencionó nada sobrenatural para que no hubiera pánico.

 

Chris se llevó a Kai y viajó con él alrededor del mundo por al menos 5 o 6 años, donde el muchacho logró desarrollar su fuerza derivada de la luna y la diosa Artemisa.

 

Pero siempre tenía pesadillas constantes con ese incidente.

 

Después de esos años, él ya era realmente fuerte y se despidió de Chris, yendo a vivir a Tokyo, dejando su casa en Osaka para no recordar nada del incidente.

 

 

En el presente.

 

Kai despertó y confirmó que no era falso, Miwa en su forma espiritual (y crecida) estaba a su lado.

 

Se vistió y tomó su celular para llamar a Chris.

 

Al contactar con Chris y contarle lo sucedido, a los 10 minutos alguien tocó la puerta del apartamento de Kai.

 

«¿Cómo rayos llegó tan rápido ese maníaco?», pensó Kai.

 

Despertó a Miwa y le preguntó si podía cambiarse a una ropa casual, ya que Chris también era un tanto pervertido.

 

Miwa le hizo caso y estaban listos para abrir la puerta.

 

—¡Tanto tiempo sin vernos Kai! —gritó Chris mientras abrazaba al chico—. ¿Y quién es esta belleza de acá?

 

Chris era conocido por ser un Casanova, a pesar de actualmente tener 35 años, aún parecía de 25 e intentaba seducir a cualquier mujer guapa que se le cruzara… inclusive se metió en problemas con la mafia italiana por eso mismo.

 

—Dos cosas, Chris, ella es mi novia y es un fantasma.

—Mucho gusto, Tachibana Miwa.

—El gusto es mío señori…. ¿¡Espera no es tu novia fallecida a la que tanto le lloraste!? Pensé que sólo decías eso como una broma para que viniera a verte porque me extrañabas. —Chris hizo un puchero como si de un niño se tratara.

—Sí, esa misma, y nunca hago bromas.

—¿Entonces ella en verdad puede tocarte?

—Sí, mira.

 

Kai le dijo a Miwa que le tocará el brazo con su mano, y era verdad, había contacto y no lo traspasaba.

 

—¡Esto es increíble! Tenemos que ir inmediatamente a W.I.S.E —dijo Chris demasiado emocionado.

—¿W.I.S.E? —preguntó con mucha intriga Miwa.

—En el camino te cuento qué es —respondió Chris.

 

Salieron del apartamento de Kai y subieron al costoso auto deportivo de Chris, mientras conducía, empezó a darles detalles de que era W.I.S.E.

 

W.I.S.E, también conocida como la “World International Society of Exorcist” es una organización formada a base de la energía mística, bautizada así por Seimei y Douma.

 

Está energía es la que emanan los Exorcistas Celestiales derivados de las familias principales, como los que no poseen esta energía querían también defender a sus países de las amenazas sobrenaturales, hicieron un tratado con Japón.

 

Ellos les suministrarán agentes con energía mística a cambio de distintos recursos, ya sea dinero o tratados de exportación. Estos agentes contribuyen a la creación de armas y objetos que en su interior contienen energía mística y son capaces de acabar con espectros y demás criaturas sobrenaturales.

 

Pero no se reduce sólo a armas, también a lentes de contacto especiales que les permiten ver a los espectros y trajes especiales para combates contra criaturas más fuertes. Básicamente esto es lo que era W.I.S.E.

 

—¿Y por qué nos dirigimos allá? —preguntó Miwa.

—Porque ustedes están unidos por el hilo rojo del destino, son los octavos en toda la historia humana en tener este vínculo, es un suceso increíble —respondió Chris.

—Tienes otras intenciones, ¿verdad? —dijo Kai, quien conocía muy bien a su maestro.

—Efectivamente, pero es algo que les gustará a ustedes dos.

—¿A qué te refieres? —preguntó Kai.

—Miwa puede ser traída a la vida por el vínculo que tienen ustedes dos.

 

Tanto Kai como Miwa quedaron inmóviles, no podían creer que eso fuera verdad. En ese momento, Kai empezó a llorar porque a pesar de la personalidad de Chris, él siempre habla con la verdad, así que debía ser cierto.

 

Minutos después de esa increíble revelación, los tres llegaron a su destino.

 

Era un parqueadero de autos vacío en una zona muy poco concurrida de la ciudad, Chris bajó la ventanilla del auto, verificó que no hubiera nadie cerca y dijo una serie de números.

 

El piso del parqueadero empezó a bajar como si de un ascensor se tratara.

 

Debajo había otro parqueadero oculto, este era el que usaban los agentes de W.I.S.E.

 

Estacionaron el auto, bajaron y tomaron el ascensor que los llevaba a las instalaciones subterráneas.

 

Era un complejo enorme con un montón de divisiones. Entre las más destacables estaban las de investigaciones de armas ancestrales, creación de objetos con energía mística, la cafetería, que no podía faltar, y un montón más de secciones de desarrollo.

 

Miwa parecía niña en juguetería, estaba fascinada con lo futurista que se veía toda la instalación subterránea.

 

—Nuestro destino está más adelante, en la sala de los cuatro jefes de W.I.S.E.

—Espera… ¿esto tiene relación con la restauración de Kusanagi? —preguntó Kai.

—No recordaba que supieras algo al respecto —dijo Chris asombrado—. Pero si, es eso, tenemos que convencerlos de que nos den vía libre para iniciar la misión de la restauración de la legendaria espada de Susano no Mikoto, la Kusanagi.

 

Este era el proyecto más ambicioso de todo W.I.S.E.

 

Para restaurar la espada, tenían que tener a una pareja con un vínculo parecido al de la leyenda de la misma, así que Kai y Miwa encajaban perfectamente en ese papel.

 

Aparte de necesitar a la pareja, requería ser imbuida con energía mística proveniente de leyendas de escala mundial, como por ejemplo Sun Wukong, Cerbero, Quetzalcóatl, etc.

 

Era una misión demasiado peligrosa que aún no tenía el visto bueno, pero Chris estaba dispuesto a negociar con los cuatro jefes.

 

Ellos son el pináculo de las cuatro familias, personas que están más allá de la fuerza de Kai.

 

Pero Chris lograría convencerlos, ya que haría todo por hacer que Kai pueda sonreír otra vez junto a Miwa.

 

Si les dieran el visto bueno para la misión, sería el inicio de una gran aventura.

 

Chris procedió a abrir la puerta.

 

En una mesa enorme se encontraban esas 4 personas.

 

La posibilidad de revivir a Miwa estaba en las manos de ellos, el destino de Kai estaba a punto de decidirse bajo el mando de los Exorcistas Celestiales más fuertes.