La leyenda D'Loxley

Capítulo 0: Prólogo

Las leyendas, las historias, los mitos y cuentos.

 

El ser humano siempre ha necesitado algo que contar, y yo voy a contarles algo sorprendente.

 

Tranquilos, esta historia no es sobre mí, sino sobre otra persona, que protegió a los indefensos  del mal, salvó a miles de personas, incluyéndome, y se ganó el respeto de todos.

 

    Esta es la Leyenda  D’ Loxley.

 

 

Todo comenzó el 8 de enero de 2015:

 

En un tejado de una gran mansión, estaban tres personas, una de ellas revisaba una computadora portátil. 

 

«Esto va de maravilla, dentro de unas horas este tipo será pobre», pensó.   

—Oye L… —dijo la primera persona mientras la otra volteaba— ¿Qué harás con tu parte?

—No sé. La pregunta es: ¿Qué harán con su parte? —le preguntó L… devuelta mientras le apuntaba con un arma.

—Eres despreciable. La gastaremos, así de sencillo.

—H…, por culpa de este hombre, murieron familias. Yo haré que pague.

—Eres muy heroico L..., pero, por si no te has dado cuenta, somos dos contra uno.

—Oye R… —pidió L…—. Es hora de decirle a H… lo que pensamos.

—Él tiene razón —mencionó R… mientras se levantaba—. H…, hay que cambiar las cosas.

—Entonces tendré que hacer esto. —H… tomó su arma y le disparó a una ventana.

—¡¡¿Estás loco?, van a llamar a la policía!! —gritó L…, alarmado.

—Entonces será mejor que huyamos —contestó H...

 

R… agarró su laptop y luego la guardó, después todos empezaron a correr.

 

No llegaron muy lejos, la policía los atrapó.

 

Una de las tres personas es nuestro protagonista, en ese momento él no se dio cuenta de lo que acababa de desencadenar, pero pronto lo descubriría, y lo haría por las malas.