Proyect Advanced

Capítulo 4: Prueba completada

Después de varios minutos, dos personas más habían logrado pasar la primera prueba: Hitara y Ryun eran los que acababan de terminar.

 

La profesora se dirigió a Ryun y al igual que con los demás, desactivó su traje. Este terminó totalmente cansado, pero pudo mantenerse en pie, y todos los demás se alegraron por él y lo felicitaron.

 

Sin embargo, estuve observando a detalle esta prueba, preparando así un método para superarla.

 

Tomando en cuenta que estos trajes se componen de 3 inicios, y el primer inicio va sobre la adaptación y peso que provocan en nuestros cuerpos, debo calcular de alguna manera u otra el hecho de cuán pesado es ese primer estado del traje, pero claro, desconozco hasta cierto punto a cuánto peso me voy a enfrentar; es por eso que debía hacer una pregunta lógica en este punto, una que los demás deberían tomar en cuenta y que podría servirles de ayuda.

 

Cuando Ryun se fue nuevamente a su posición y todos los demás lo felicitaban, fue el momento indicado.

 

—Ryun —toqué su hombro—. Según tú, ¿cuánto peso crees que sentiste cuando hiciste el primer inicio?

 

Este me miró a un lado para luego dirigir su mirada hacia arriba.

 

—Más o menos… —Ryun tomó su mentón—. Era como tratar de levantar a dos personas de gran estatura… pero es difícil de calcular sinceramente. —Terminó su explicación dirigiendo su mirada hacia mí.

—¡Ehh! ¿De verdad es tanto? —preguntó  Fuyuki.

 

Los demás también parecían impresionados, pude finalmente lograr la respuesta que quería en cierto sentido.

 

—Koyuta, ¿Tú crees que lo logre? —dijo Kyouka, quien me preguntaba con cierta inseguridad.

—Claro que sí, tan sólo debes confiar en tu fuerza, no debes preocuparte; sin embargo, no es una prueba en la que debas relajarte, también debes concentrarte, pero lo lograrás.

 

Sus ojos reflejaban alegría al escucharme decir eso, regalándome una sonrisa antes de asentir.

 

Dejando eso a un lado, luego fue el turno de Azuha, quien se había postulado después de que Ryun completó el primer inicio.

 

—Estoy totalmente lista, quiero ser la siguiente, profesora —dijo ella seriamente, levantándose y colocándose en su posición.

—¡Buena suerte Azuha! —Fuyuki levantó su brazo en forma de apoyo.

 

Todos nosotros igualmente la apoyamos y le deseamos buena suerte.

 

—Gracias chicos —expresó al mismo tiempo que ajustaba sus lentes con nerviosismo evidente—. Muy bien, ahora.

 

Presionó su pecho, confirmando y dando nuevamente comienzo al primer inicio.

 

Los demás no dejaban de apoyarla, en ese momento, las líneas alrededor de su traje se iluminaron.

 

Observándolo a detalle, cada armadura tiene un diseño distinto al otro, me pregunto el por qué.

 

Para sorpresa de todos, Azuha parecía estar en problemas.

 

—No siento... esto es mucho... yo estoy lista para esto... debo lograrlo...

 

Pude escuchar en voz baja lo que decía, todos estaban alerta con esto y cuando pasó el minuto, acabó todo.

 

Azuha parecía totalmente agotada, pero lo logró al fin y al cabo, en ese momento la profesora se acercó a ella y desactivó su traje.

 

—Muy bien Azuha, pudiste lograrlo, casi llegas a perder el equilibrio tras lo que estuve monitoreando, aun así, lo hiciste bien.

 

La profesora la miró cuando Azuha volvió en sí y se dirigió hacia nosotros.

 

—¿Oye Azuha te encuentras bien? —Fuyuki la miró preocupada.

—No es nada Fuyuki, quizás subestimé esta prueba, pero  ahora mismo estoy bien.

 

Ellas cruzaban palabras, mientras que yo noté algo raro en Azuha.

 

La profesora dirigió su mirada hacia nosotros en busca del siguiente, noté como una mano se levantaba rápidamente, era Arata, al parecer estaba emocionado desde hacía unos minutos y no podía esperar más para comenzar con el primer inicio.

 

—¡Oh, yo, yo, yo! Quiero ser el siguiente. ¡Es hora de demostrar todo mi potencial!

 

Arata se levantó y tomó su lugar en frente de nosotros, presionando así su pecho.

 

—¡Okey! Es mi gran momento de brillar, miren esto porque se impresionaran. Camaradas, si muero en este inicio quiero pedirles que en mi tumba pongan “Luchó por un mundo, donde la gente cree que los pechos son los mejores’’.

 

Tanto Ryun como yo intentamos no reír mientras las demás sonreían sin mostrar sorpresa por el comentario de Arata, hasta este punto ya eran habituales las estupideces que hacía.

 

Pero a mi lado Fuyuki estaba totalmente enfurecida.

 

—¡Estás a punto de dar tu primer inicio con el traje, deja de decir tonterías y bromas en un momento como este, maldito idiota! —Fuyuki levantó sus manos dando la impresión de que estaba a punto de arremeter contra de Arata.

—¡Tranquila Fuyuki, es sólo una broma! Ah, es verdad… ¡Confirmó el primer inicio!

 

Al decir eso, todos notamos como Arata cayó al suelo, intentó levantarse, pero al parecer le estaba costando más de lo normal; no obstante, cuando pensé que no lo lograría, escuché en voz baja lo que decía.

 

—¡Lo haré por ti…! ¡Ya verás!

 

No sé exactamente a quién se habrá referido, pero al cabo de un minuto también lo logró como los demás. Estaba totalmente tirado en el suelo levantando su dedo pulgar, la profesora ya había desactivado su traje, y Arata volvió cansado a su lugar y me miró.

 

—¡Se los dije! Luché por los pech...

 

Fuyuki le había dado un golpe con todo el enojo que había retenido hasta el momento sin que Arata terminara lo que tenía que decir.

 

—¡Oye que te pasa, maldita bruja! Con esa actitud no llegarás a gustarle a nadie, Fuyuki. —Arata llevó su mano a la cabeza y la miró enojado.

—Huh, mira quién lo dice —contestó, mirándolo de forma asqueada.

 

Realmente sabían hacer un gran show esos dos, sobretodo Arata.

 

—Como sea. ¡Ahora quiero ir yo, profesora! —Fuyuki levantó su mano contenta y decidida.

—Muy bien, adelante Fuyuki. —La profesora le sonrió al dar su consentimiento.

 

Fuyuki rápidamente tomó posición y se volteó moviendo su cuidado cabello rojizo.

 

—¡Aquí vamos! La gran Fuyuki comenzará, muchas gracias —dijo tiernamente moviendo su cabello lado a lado y llevando sus manos a su cintura.

 

Ella presionó su pecho y confirmó el primer inicio.

 

—¡Ngh…!

 

Se escuchó un leve quejido al comenzar a soportar todo el peso del traje, los segundos pasaban y ella seguía tratando de soportarlo.

 

—¡Vamos Fuyuki, la bruja! Se te ve muy bien el traje —Arata la molestaba y apoyaba.

—Juro que voy a matarte una vez termine esto, Arata…

 

Seguían pasando los segundos, finalmente terminó el primer inicio con su traje, la profesora se acercó y procedió a su ya habitual labor de desactivarlo.

 

—Nada mal Fuyuki, oficialmente has pasado el primer inicio —dijo la profesora mostrando una sonrisa para confirmar que había aprobado.

 

Fuyuki se levantó y de forma ganadora caminó lentamente a su lugar.

 

—Esta vez iré yo —musitó Saku con una voz increíblemente relajada.

 

Ella se paró y también fue adelante, todos le dimos nuestro mejor apoyo.

 

Logré ver como ella presionaba su pecho, pero esta vez… estaba siendo muy complicado para ella.

 

Saku había caído totalmente al suelo, intentando reponerse.

 

—Voy a luchar… —susurró.

 

En medio de jadeos, ella intentaba levantarse.

 

—Oye, ni siquiera se te ocurra fallar… me retrasarás en todo esto.

 

Hitara había dicho esto de forma inmediata.

 

Fuyuki iba a responder de forma muy molesta a ese comentario, pero de un momento a otro vimos como Saku comenzó a recuperarse.

 

—No voy a fallar aquí…

 

Esta se levantó y pasó el minuto finalmente, lo había conseguido.

 

—¡Así se hace Saku! —expresó Fuyuki extendiendo su brazo y levantando su pulgar.

 

Todos nos sentimos aliviados cuando miramos a la profesora desactivar su traje y a Saku dirigirse a su lugar, algo cansada pero contenta.

 

Ahora que lo pienso bien… Ese tipo Hitara en verdad quería ayudarla de algún modo.

 

—Profesora —Kyouka levantó su mano para llamar su atención y continuó—: Quisiera ser la siguiente.

—Mucha suerte Kyouka, lo vas a lograr, recuerda lo que hablamos.

 

Le dije en el preciso momento en que ella se levantó llena de determinación y comenzó a dar su primer inicio.

 

—¡Aquí voy!

 

Kyouka presionó su pecho y  comenzó nuevamente el proceso y el mensaje, pero esta vez, al parecer, estaba distraída, quizás eso esté vinculado con como estaba antes de realizar esta prueba.

 

Hay algo que debo hablar con ella después de esto, o que ella quiere contarme algo en privado. Conociéndola bien, sé que algo ocurre con ella.

 

En ese instante pude ver que se activaba su traje y ella caía al suelo de rodillas, jadeando excesivamente. Al parecer, en verdad tenía algo extraño. Cuando pasó el minuto, pudo finalizarlo y la profesora desactivó su traje.

 

Llegando a este punto, sería mi turno. Los demás felicitaron a Kyouka mientras ella echaba su mano a su cuello y sonreía.

 

—¡Lo hiciste muy bien, Kyouka! De verdad este primer inicio va muy bien para todos.

—Gracias Ryun. ¡Sí! La verdad va muy bien hasta ahora. ¡Llegó tu turno Koyuta! No vayas a fallar. —Kyouka puso su puño en mi hombro apoyándome.

—Oye, oye, no fallaré, tenlo por seguro —dije mirándola decidido.

—¡Mucha suerte camarada! En verdad, al principio será difícil pero ¡ya verás que lo lograrás! —exclamó Arata.

 

Asentí a sus palabras. Ryun, Azuha y Fuyuki también me desearon suerte.

 

Me levanté y pasé al frente. Ahora mismo necesitaba saber qué tanto era el peso del primer inicio de estos trajes. Si es tal como dice Ryun, no debería ser un gran problema, la prueba está reflejada en los resultados de los demás.

 

Me paré al frente y observé como Kyouka me animaba mirándome fijamente, al igual que los demás, aunque el único al que pareció no interesarle todo esto era a Hitara, como siempre.

 

Presioné mi pecho y nuevamente escuché el mensaje.

 

—OpaLX - Primer Inicio: Koyuta Kentaro.

 —Se dará el primer inicio del traje, antes de comenzar se necesitará su confirmación para este inicio.

 —Confirmó el primer inicio del traje.

 

Cuando dije eso, sentí una sensación rara por mi cuerpo, pude ver como el traje poco a poco se convertía en una armadura en ciertos lugares, después de esto, sentí un gran peso sobre mis hombros. Era un peso que no podría describir rápidamente, tanto así, que producía algo de dolor mientras estaba parado resistiendo. Poco a poco dejaba de escuchar las voces de los demás que me animaban, comencé a sentir una sensación extraña…

 

Logré de un momento a otro recuperar la noción del tiempo y me percaté de que ya había pasado el minuto.

 

Me encontré muy cansado y sentía como decaía poco a poco, la profesora se acercó a mí y desactivó el traje. Al parecer lo había logrado.

 

No entendía el por qué... cada vez eran más raros estos episodios, comencé a jadear un poco. A mi lado, la profesora estaba monitoreando cómo lo hacía, como con todos los que pasaban, pero algo noté en su rostro cuando ella estaba viendo mi estado en su pantalla.

 

—¡Lo lograste Koyuta! Sabía que lo harías sin problema —decía Kyouka a lo lejos, feliz.

 

Intentaba recuperarme llevando mi mano a uno de mis ojos, pude verla y asentí feliz cuando me dirigía a mi lugar.

 

—¡Bien hecho camarada! Dime, dime en qué pensabas mientras hacías la prueba ¿Eh? Supongo que tuviste algún motivo para seguir en pie, vamos ¡Dime, dime!

—Ya deja tus tonterías Arata, ahora lo más importante es que todos hemos podido avanzar y lograr esta prueba, pero aún quedan los 2 inicios, esto sólo comienza.

—Buah, eres aburrida Fuyuki...

—Tranquilos, lo importante es que lo hemos logrado, y tal como menciona Fuyuki, no debemos relajarnos, esto sólo era el primer inicio —Ryun decía eso llevando una de sus manos a su cabeza.

—Estoy contenta igualmente, llegamos todos a pasar este primer inicio —expresó Saku, quien sonreía cerrando los ojos.

 

Ahora sólo nos quedaría las indicaciones de la profesora, esta comenzó aplaudir.

 

—Bravo mis queridos niños, al parecer han tenido éxito en su primer inicio, pero tal como ustedes dicen, esto sólo es el comienzo. Ahora debo informarles algo muy importante: mañana se hará una junta en el sector 7, donde estarán los estudiantes más avanzados y también de su mismo año escolar. Se les dará una gran cena a todos ustedes, pero lo importante es el mensaje que recibirán cuando estén allí, así que espero estén preparados, pueden hacer lo que ustedes quieran por ahora, yo debo irme.

 

Ryun se acercó a cada uno de nosotros mientras descansábamos unos minutos después del primer inicio.

 

—¿Les parece bien que todos hagamos el recorrido por el lugar? Como había mencionado antes, podemos dividirnos por parejas, también como dijo Arata, revisar y luego reunirnos entre todos a conversar, tomando un descanso ante esta prueba.

 

A todos parecía gustarle la idea que había propuesto Ryun antes de comenzar esto, este intentó convencer también a Hitara para que se uniera.

 

—No perderé mi tiempo en cosas así, como les dije, no tengo ningún interés en estar relacionado con ustedes. Hagan lo que quieran, tan sólo me interesa avanzar en lo mío.

 

Como pensaba, por ahora seguía teniendo esa actitud de estar distanciado de nosotros. Los demás no le dieron más importancia a Hitara, Ryun pareció entender y sólo no desistió.

 

Decidimos cómo íbamos a dividirnos para revisar cada parte de esta gran lugar donde nos encontrábamos: Kyouka y yo, Fuyuki con Arata, y Azuha con Saku.

 

Cuando finalmente salimos y comenzamos a revisar por separado cada lugar, caminaba junto a Kyouka mientras ella miraba todo alrededor.

 

Había algunos árboles, además de una linda vista y mucho espacio para sólo 8 personas; pero mi propósito era saber por qué Kyouka estaba así en el instante en que realizamos la primera prueba.

 

—¿Puedes contarme por qué estás así Kyouka? Desde que comenzamos esta prueba has estado distraída y extraña.

—Ahh... esto… supongo que te diste cuenta Koyuta. —Ella seguía mirando al frente—. La verdad es que tengo muchas preguntas, desde que nos hicieron esa prueba los de la Élite, he estado algo inquieta.

—Ya veo, es lo normal, pero hay algo en especial de ellos que te inquieta más, me gustaría saber qué es. —La miré a mi lado.

—Esa chica llamada Star Xera, se acercaba demasiado a ti, y decía cosas extrañas... estoy preocupada, realmente qué quieren de ti o de nosotros esas personas.

 

Conque era eso lo que más le inquietaba.

 

—La verdad es que podría decir lo mismo, no sé bien a qué vendrá esa actitud, pero al parecer es quien lidera a ese grupo llamado la Élite. Aun así, estoy atento a cualquier otro encuentro con estas personas; por ahora no te preocupes, lo principal es terminar con las siguientes pruebas y avanzar como clase.

 

Aun así, esa chica Xera...

 

—Entiendo, pero aun así…

 

Cuando Kyouka iba a decirme algo más, estiré mi mano y ella rápidamente me dio la suya.

 

—Conque aún lo recuerdas, cuando nos conocimos aquella vez, Koyuta —Kyouka me sonrió y me miró fijamente.

—Obvio que lo recuerdo, aún sigues siendo esa niña después de tanto tiempo, no has cambiado casi nada.

 

Aquella vez fue cuando la conocí, aún lo recuerdo todo muy bien, siempre estaba sola, y no tenía nadie con quien hablar, en ese tiempo yo también era así.

 

Las personas que se encuentran solas casi siempre suelen esforzarse para crear un ambiente o una imagen para ser aceptados por los demás, muchas de esas personas caen en lo mismo, llegando hasta tal punto de ser algo que no son, sólo para estar dentro de un grupo de determinados de amigos. Así suele suceder, llevándolos a tomar malas decisiones.

 

Sin embargo, otras suelen crear un buen ambiente por distintos motivos, aunque ellos prefieran quedarse solos y tengan una filosofía de vida distinta, encontrarán a las personas indicadas. Hay muchas maneras de cómo las personas se relacionan con las demás.

 

Kyouka era alguien así, y yo también lo era, ella siempre actuaba intentado hacer amigos, pero nadie le hacía caso; fue en ese entonces cuando la encontré, y decidí darle mi mano, abriendo un camino junto a ella.

 

Recuerdo cómo en la escuela, no hacía ningún amigo, siempre me mantenía pensativo desde niño y hasta ahora, algo en mi mente siempre funciona distinto y termino creando cosas nuevas por delante, como si fuera parte de mi naturaleza, en distintas situaciones que aún no podía comprender.

 

Al final de esto: “Uno es feliz como es, y no como aparenta ser”.

 

Alcancé a ver que se hacía de noche, y teníamos que volver a la base.

 

—Ya se está haciendo muy tarde Koyuta, la verdad este recorrido me gustó bastante.

—Igualmente, aunque ahora debemos volver, mañana nos espera un nuevo mensaje.

 

Había recordado entonces lo que la profesora dijo, el reunirnos mañana en el sector 7. Al parecer veremos a los estudiantes más avanzados en este proyecto, y también a los de las otras clases que recién comienzan como nosotros.

 

Al principio, me preguntaba de qué trataría exactamente el mensaje que nos darían, quizás sea finalmente donde nos enseñen a detalle más de las cosas de este proyecto.

 

Kyouka y yo nos dirigimos nuevamente a la gran base, a lo lejos pude ver a los demás que ya habían llegado, y Ryun hizo un gesto con la mano para que viniéramos dentro.

 

Finalmente, cuando entramos pude ver como los demás estaban reunidos y hablando entre sí.

 

—Al fin llegan, los esperábamos, estamos conversando sobre lo que descubrimos por el lugar, y también sobre la visita que nos hizo esa Élite.

 

Azuha decía esto, me incorporé junto a los demás, Kyouka igualmente. Estábamos todos excepto Hitara, que al parecer se había ido a su dormitorio.

 

—La verdad, queremos saber qué está pasando aquí realmente, con esta visita y además de todo lo que se esconde.

 

Dijo Ryun, viendo como Azuha también comentaba.

 

—Las actitudes de ellos me parecieron muy raras, y realmente estoy decidida. Ellos no vinieron con ese propósito de hacernos una prueba, sino de buscar algo más. —Ella cerraba sus ojos pensativos.

—Tal como dice Fuyuki, hay cosas de las cuales debemos estar atentos todos como clase, aunque Koyuta, ¿qué sabes al respecto?, esa chica llamada Star Xera, se acercaba mucho a nosotros y en especial a ti.

 

Ryun me dirigió su mirada en el momento que me preguntó.

 

—También estuve pensando en eso, pero realmente no encuentro un por qué…  Pueda que exista algún motivo, o tan sólo intentaba jugar con nosotros, o conmigo. Lo importante ahora es avanzar; pero sí, hay que tener en cuenta este tipo de cosas —dije esto llevando una de mis manos a mi cabeza.

 

A decir verdad, estaba muy cansado con la prueba que hicimos.

 

Toda esta conversación irá a un mismo objetivo y es el desconocimiento de todo esto.

 

Por otro lado, Azuha había dicho algo importante en esto, si su objetivo real era buscar algo en especial de nosotros…

 

—Seguiré diciendo, a mí me parecieron los típicos creídos sin más, sobretodo esa chica Xera o algo así, me pareció más rara que los demás. —Fuyuki estaba cruzada de brazos y continuó—: Hablando de eso… ¿Saku fue la que inmediatamente salió en ayuda de Hitara? —ella miró algo sorprendida a Saku.

—La verdad no tengo nada en contra de él, podría decirse que no soy ese tipo de persona, realmente quiero crear un buen espacio, por mucho que él no quiera integrarse —Saku decía esto con una voz bastante relajante.

 

Ella no guarda ningún rencor, realmente es una chica bastante cariñosa.

 

Al pasar unos segundos de la respuesta de Saku, vi como Azuha se movía de su lugar.

 

—Muy bien creo que es mucho por hoy, debemos seguir al tanto, por mi parte haré lo posible; también, de saber algo más, se los haré saber.

 

Después de decir lo que tenía en mente, Azuha se levantó de su silla al igual que Ryun.

 

—Comprendo, de todas formas, con la prueba que hicimos hoy, fue un buen trabajo en general para todos nosotros. Además, mañana debemos estar preparados, por mi parte iré a mi cuarto. ¡Descansen todos!

 

Ryun se despidió de nosotros, los demás también decidieron irse a descansar.

 

Kyouka subía junto a mí y también me despedí de ella, era un pasillo grande y cada uno tenía su cuarto. Cuando entré al mío, pude ver un gran ventanal y una cama junto a algunos libros en una repisa.

 

Desde la ventana, miré al cielo, donde pude ver un sinfín de estrellas.

 

La verdad seguía pensando en cada acontecimiento desde que llegué a este lugar, las personas que conocí, lo que me pasó cuando desperté esta mañana, y también la llegada de esta Élite. Poco a poco mi mente procesaba distintas cosas.

 

Desde que era un niño hasta ahora, sentía que algo me faltaba, o tan sólo son cosas que yo mismo estoy generando y que me están afectando.

 

Ahora sólo debía descansar…

 

 

En otro lugar de las instalaciones de Advanced, sin que nuestro protagonista tuviera la más mínima idea, ocurría una reunión importante:

 

—Señor, la Élite está aquí para darle información sobre lo que pudieron descubrir hasta el momento, en las distintas clases...

—Maravilloso... diles que pasen, necesito escucharlos inmediatamente.

 

Se abrió una gran compuerta en esa sala misteriosa, había 4 miembros de la Élite al frente.

 

—Al fin están aquí, supongo que las misiones los han tenido muy ocupados, díganme, ¿qué pudieron descubrir de las distintas clases…? Y de lo que se rumorea.

—Según lo observado y visto detenidamente, no hay nada en especial, parece otro caso perdido como muchos otros que hemos tratado y visto.

—Ya veo, Yuta… Aunque me gustaría saber si uno de ustedes pudo sacar algo más… Veo también que Xera hizo de las suyas y no vino aquí, como siempre. Esa mujer actúa por su cuenta, guiándose por sus caprichos, pero al fin puedo ver más de esa etapa…

 

El misterioso hombre se paraba de su asiento.

 

—Aun así ya tenía previsto algo como esto. Maldición... ¡Tan sólo otro error más!... Necesito que de todas formas sigan observando. Mañana habrá un gran mensaje.

—Supongo que será una presentación de usted, al parecer está apresurado. De todas maneras, sé que dará una gran presentación para los del primer año, como siempre, de una forma tan extravagante.

 

Decía Scherman poniendo su mano en su cabello.

 

—Así es, la verdad estamos siendo apresurados en cuanto a la formación y el avance del proyecto, esas personas quieren ir con todo. Es por eso que tendré que dar el mensaje mañana para todos, como bien les dije, necesito que vigilen a cada estudiante, además de esa persona. Es por eso que les encomendaré la siguiente tarea; además, hay otros casos que me han informado sobre ciertos estudiantes que al parecer, tienen lo necesario para mí... Hasta entonces. Mañana les daré indicaciones a cada uno de ustedes.

 

Todos hicieron una reverencia y respondieron:

 

—Sí, Padre.